Una entrevista ligera

www.escritoresdeasturias.es

 




Una entrevista ligera a José Ángel Ordiz, por J. Havel y J. Lasheras. 24/08/2012

Una entrevista ligera a José Ángel Ordiz
» Estoy de vacaciones mentales indefinidas.
Por José Havel y Javier Lasheras.
¿Qué valora más en un viaje?
No caerme de pronto en cualquier lugar: soy un cojo cojo; un cojón, vamos.
¿Qué es lo que más le gusta hacer a las 8 de la tarde?
Terminar el puro que enciendo sobre las 5 de la tarde.
¿Cuál es el riesgo principal de viajar con usted?
El susto de verme caer. Caigo bien por lo común, sin desperfectos graves, pero el susto ahí se queda.
¿Qué valora más para elegir un acompañante?
Que tenga sentido del humor.
¿Cuál es ese lugar al que siempre le gustaría volver y por qué?
A la aldea donde nació mi padre, donde también nací yo, y, sobre todo, a la aldea donde nació mi madre y donde yo pasé parte de la infancia. La memoria es una embustera fabulosa y en ambas aldeas me miente con una benevolencia descomunal.
¿Cuál es su principal defecto?
Además de cojón, soy un acojonado.
¿Y su principal cualidad?
No sé, la verdad. Para mí que no tengo ni una.
¿Qué libros lee cuando viaja?
Ninguno. Prefiero estar atento a lo que veo o escucho, a lo que va sucediendo.
¿Y qué está leyendo ahora?
Doce cuentos peregrinos, de García Márquez.
¿Es usted de los que leen con lápiz y papel a mano?
No. Simplemente releo y releo si algo me gusta.
¿Cuál sería su mayor desdicha?
Quedarme ciego.
¿Qué obra publicada le hubiese gustado firmar?
Ensayo sobre la ceguera, de Saramago.
¿Dónde le gustaría vivir?
En Oviedo (Asturias, España).
¿Cuál es su bebida favorita?
El vino tinto.
Dígame un par de grandes novelas que se le atragantaron o nunca pudo terminar de leer.
Rayuela, de Cortázar, y Los detectives salvajes, de Bolaño.
¿Cuál es su ciudad preferida?
Oviedo (Asturias, España).
¿Quiénes son sus escritores favoritos?
García Márquez, Cela y doscientos treinta y cuatro más.
¿Cuáles son sus palabras predilectas o su frase favorita?
«Bien veremos, dice el ciego que siempre me acompaña» (otra vez la ceguera por aquí, qué le vamos a hacer).
¿Qué música suele escuchar?
Me encantan las bandas sonoras de muchas películas (Memorias de África, Doctor Zhivago...). Pero suelo escuchar cualquier tipo de música, bien sea Chopin o los temas actuales de Adele, la cantautora británica.
¿Con qué personajes históricos y personajes ficticios le gustaría pasar una velada?
Con Albert Einstein y con Don Quijote, por ejemplo. De no estar disponibles, también me valdrían Terenci Moix y Sancho Panza.
¿Por cuánto sale, más o menos, una ración de 100 gramos de jamón ibérico puro de bellota, una copa de vino, un libro de poemas y una onza de chocolate?
Depende de si el vino, los poemas y el chocolate son tan buenos como el jamón citado.
Recomiende un par de obras de arte.
Sharon Stone y Angelina Jolie.
¿En la escritura de qué se halla usted ahora inmerso?
Estoy de vacaciones mentales indefinidas.
¿La crítica literaria la prefiere con agua, con hielo o a solas?
A solas, a solas.
¿Qué detesta, odia y le cabrea a un mismo tiempo? ¿Y por separado?
El enriquecimiento a costa de los pobres, tanto a un mismo tiempo como por separado.
Recomiéndenos un libro que aún no haya leído.
¿Eh? ¡Ah! Sí, hombre, el que ha escrito no sé quién.
Díganos un par de películas que todo el mundo debería ver.
El nombre de la rosa y Blade Runner.
¿A través de qué película llegó a leer un libro estupendo?
Los santos inocentes, de Delibes.
¿Qué suceso de la historia admira más?
Los progresos de la medicina en general.
¿Qué red social de internet prefiere?
Estoy en Facebook.
¿A quién le hubiese gustado entrevistar?
A Camilo José Cela.
Y por último, ¿cómo se declara usted, culpable o inocente?
Inocente por las mañanas, culpable por las tardes.
José Ángel Ordiz es escritor